Close
,,

7 formas de la CIA para arruinar Oriente Medio

EE.UU. tiene la mala costumbre de injerirse en distintas partes del mundo, pero su historial en Oriente Medio y el Norte de África es particularmente oscuro. ¿Cómo se las ha arreglado la CIA para destrozar la región?

Estas son algunas de las formas, recuerda el portal World.Mic, de las que se ha valido la CIA en la historia reciente para arruinar Oriente Medio.    

1. Orquestando golpes de Estado   

En 1947 la CIA ayudó a derrocar el Gobierno de Siria, mientras que en 1953 jugó un papel en el derrocamiento del Gobierno en Irán.

Soldados persas persiguen a los manifestantes durante los disturbios civiles en Teherán en agosto de 1953.
 
  
En ambos golpes de Estado EE.UU. actuó movido únicamente por sus propios intereses y los de sus aliados occidentales.
  
En el caso de Siria, el Gobierno derrocado limitaba las inversiones petroleras de EE.UU. y sus aliados occidentales; mientras que en Irán el objetivo, en el que trabajaban EE.UU. y el Reino Unido, era promover en el Gobierno un nuevo primer ministro prooccidental. 
 
Sin embargo, estos esfuerzos fracasaron totalmente y con bastante rapidez, pues los oficiales finalmente asesinaron al nuevo presidente de Siria y la revolución de 1979 en Irán derrocó el Gobierno prooccidental de Irán.


2. Ayudando a Irak a llevar a cabo un ataque letal contra Irán. 


Mucho antes de la invasión de EE.UU. de Irak y el derrocamiento de Sadam Husein, Washington lo apoyó.

El 22 de octubre de 1980. Tanques iraquíes intentan cruzar el río Karun durante la guerra entre Irán e Irak.
 

En los años 80, cuando tuvo lugar una disputa fronteriza entre Irak e Irán, la CIA ayudó a Sadam Husein a defender su país. Con la ayuda de la inteligencia estadounidense, Husein llevó a cabo un ataque exitoso con gases letales contra Irán. La inteligencia de EE.UU. le entregó los planes militares de Irán, dándole literalmente ‘un plan de ataque’ con un gas nervioso mortal contra Irán. 


3. Respaldando un intento de debilitar a su viejo amigo-enemigo. 
 

Esta lista no estaría completa sin la injerencia de EE.UU. en Irak. Mucho antes de la invasión estadounidense en 2003, la CIA dirigió una campaña de bombardeos destinada a derrocar a Sadam Husein en los años 90.

 
  
El Acuerdo Nacional Iraquí, encabezado por Ayad Allawi (que finalmente sirvió como primer ministro interino del país después de la caída de Sadam), efectuó bombardeos en Bagdad. Inicialmente, apuntaron contra los blancos gubernamentales, pero luego su campaña tomó un giro diferente, cuando comenzaron a atacar los autobuses escolares y salas de cine.
  
Lo más probable es que estos ataques se cobraran las vidas de civiles, pero no fue confirmado.  


4. Con torturas, detenciones e interrogatorios ilegales en sitios secretos.

En un esfuerzo por capturar y obtener información de los sospechosos de terrorismo, la CIA llegó a niveles extremos al construir una red de prisiones secretas. El uso de la tortura para obtener información viola los derechos humanos básicos, el derecho internacional e inspira el extremismo. 

  

En la prisión de Abu Ghraib en Irak los presos fueron sometidos a ahogamiento simulado, torturas acústicas y otras tácticas de tortura inhumanas. El Gobierno de EE.UU. afirma haber sido engañado por la CIA y no estar al tanto de sus tácticas de interrogatorio.  


5. Violando las leyes internacionales en nombre de la lucha contra el terrorismo.
 

Varios países de Oriente Medio y el Norte de África han ayudado a Estados Unidos a burlarse de la ley internacional para perseguir presuntos terroristas e incluso torturarlos. Egipto, por ejemplo, tiene un largo historial de cooperación con la CIA en la captura de presuntos terroristas. 

 

La CIA los habría enviado allí en aviones estadounidenses para luego interrogarlos utilizando tácticas extremas y peligrosas.

Otros países, como Jordania, Yemen, Marruecos, Argelia, Libia y Siria han participado en un programa masivo de la CIA en el marco del cual habrían enviado a “presuntos terroristas" para someterlos luego a los interrogatorios y detenciones. Estas prácticas comenzaron durante el mandato de Clinton para continuar en los tiempos de la llamada "guerra contra el terror".


6. Con ataques aéreos con ‘drones’, alimentando el antiamericanismo.
     
 
Lanzando ataques aéreos con drones que la CIA lleva a cabo junto con el Gobierno de EE.UU. afectan a algunos países del Medio Oriente como Irak y Yemen. No obstante, el impacto más devastador se ha sentido fuera de la región, en lugares como Pakistán y Afganistán.

 

Así, solamente en la provincia de Khyber Pakhtunkhwa, en el noroeste de Pakistán, en más de 380 ataques con drones han perdido la vida unas 3.500 personas, de las que al menos 200 eran niños. Además, durante la última década los ataques de drones estadounidenses en Pakistán han tenido como blanco viviendas en un 60% de los casos, según la investigación realizada por los especialistas de la Agencia Periodística de Investigación. 


7. Armando y entrenando a los rebeldes sirios
 

Uno de los ejemplos más recientes de la participación de la CIA en Oriente Medio lo representa su esfuerzo por armar a los grupos rebeldes sirios, que comenzaron con el suministro de armas ligeras y no letales en otoño de 2013.

 

Esta semana el Pentágono ha presentado un programa de suministro de armas y entrenamiento militar para 2.300 rebeldes sirios que se prolongará por un año y medio. El costo del programa será de 500 millones de dólares.



Texto completo en: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/134181-cia-arruinar-oriente-medio-eeuu

(via humorhistorico)